• Exponencial BI

La actualidad de los SPACS

Actualizado: 27 ago 2021

#spacs #IP #bolsa



Probablemente has escuchado sobre los SPACs* (Special Purpose Adquisition Company) y el boom que han tenido recientemente. En las primeras seis semanas de este año, hubo 128 OPIs (Oferta Pública Inicial) de SPACs y se levantaron más de $38.000 millones de dólares en Estados Unidos. Al comparar esta cifra con el 2020, se puede observar que esto es casi la mitad de lo que se levantó en el 2020, donde hubo 248 listados y $83.000 millones de dólares recaudados de inversión según SPAC Insider. Las cifras de estos dos años exceden significativamente las de los años anteriores. En el 2019, se levantaron $13.600 millones de dólares y en el 2018 se levantaron $10.700 millones de dólares. Es aquí cuando nos preguntamos ¿A qué se debe el boom de los SPACs hoy en día, y será esto una burbuja?

Hay cuatro temas principales por los que se cree que esta forma de inversión se ha vuelto tan popular. En primer lugar, muestra un precio acertado, lo cual, en un mercado caracterizado por ser incierto y de altos y bajos, es una gran ventaja. De este modo, los SPACs les ofrecen a las compañías privadas un precio definido y concreto en cuanto a los recursos recaudados lo cual significa mayor garantía a la hora de invertir.


Segundo, las valoraciones en la bolsa están más altas que nunca incentivando a las compañías privadas a actuar rápidamente y capitalizar para tomar ventaja de estas condiciones. Por su facilidad, los SPACs son el vehículo elegido ya que no solo son la forma más eficaz sino la más económica de llevar las compañías públicas. Un SPAC se demora aproximadamente 24 meses en encontrar una compañía con la cual fusionarse y si todo sale bien, esta compañía se hará pública a un valor negociado anteriormente. A diferencia de una OPI tradicional, los SPACs logran esto sin estar expuestos a los largos y costosos procesos.


Tercero, se cree que gran parte del éxito de los SPACs en el 2020 y 2021 se debe a las bajas tasas del mercado. En los SPACs, el capital levantado permanece en un fideicomiso y usualmente, se invierte en bonos de EE. UU. a corto plazo hasta fusionarse con el target, y en ese momento en tal caso de que el inversionista no quiera participar en esta transacción, tiene la posibilidad de retirar el capital y recibe su inversión principal más los intereses. Esto les permite a los inversionistas mirar los SPACs como instrumentos de renta fija y en caso de querer retirarse, tener la posibilidad de hacerlo en un futuro no muy lejano.

En cuarto y último lugar, dado el exceso de liquidez que tiene el mercado actualmente y que ha tenido durante los últimos años, generado por los fondos de capital privado y fondos de riesgo, las compañías cuentan con más opciones para acceder a capital y financiar su crecimiento sin tener que recurrir a una OPI. Esto se puede observar en cómo vienen decreciendo las compañías públicas hace veinte años. Debido a esto, hay una cantidad significativa de compañías para adquirir y formar SPACs.


Habiendo dicho esto y gracias al éxito que estos han tenido, hay quienes temen que los SPACs sean una burbuja. La mayoría de las compañías target son pequeñas y no tienen mucha trayectoria cuando se comparan con las empresas que usualmente hacen OPIs, lo cual significa que su riesgo de inversión es alto. Inicialmente, cuando se plantearon los SPACs, las compañías target eran más maduras y tenían más trayectoria, lo que reducía el riesgo de estas inversiones. Por otro lado, David Ni, abogado enfocado en mercado de capitales, específicamente SPACs, defiende los anteriores y dice que menos del 5% de ellos han sido liquidados y en los casos donde sí ha sucedido, los inversionistas han recuperado su capital inicial. Los SPACs no son muy diferentes a las compañías tradicionales, y como todas estas, el éxito depende de un buen equipo, una buena estrategia y unos buenos inversionistas. Si estas condiciones se cumplen, las probabilidades de éxito son altas y es una gran alternativa para llevar compañías a cotizar en la bolsa de una manera eficiente, menos costosa y más rápida que una OPI tradicional.


*Para mas información ver: SPAC: el vehículo para hacer una emisión en la bolsa de valores que se potencializó en la crisis - https://www.exponencial.com.co/nuevo-blog/spac-el-vehculo-para-hacer-una-emisin-en-la-bolsa-de-valores-que-se-potencializ-en-la-crisis